Cómo planear actividades e implementar estrategias

estrategiasToda persona aspirante a iniciar la aventura de los estudios de posgrado debe analizar sus motivaciones. En primer término, el avance académico y la educación continua redundan en una mayor plenitud como profesional, el estímulo intelectual que viene aparejado a estos estudios, una vez que se ha seleccionado un área de interés personal, proveerá de incentivo continuo a lo largo de los mismos. El aprendizaje constante brinda satisfacciones: el gozo de saber más y mejor y mantenerse a la vanguardia en el ámbito elegido como carrera. En segundo lugar, en el mundo tan complejo y competido en el cual nos ha tocado habitar, la formación continua ayuda al profesional a no perder oportunidades laborales, a permanecer vigente y capaz en el trabajo desempeñado día con día. Acarrea mejoras en el empleo, donde es posible aplicar los conocimientos adquiridos y lograr un mejor sueldo.

Como ventaja adicional, sobre todo en el ramo de la Maestría en Comunicación y Tecnologías Educativas (MCyTE), se encuentra también el impacto en el contexto social: el entusiasmo de poder compartir los conocimientos, contribuir mejor al aprovechamiento de los alumnos, comentarlos con los colegas, pues ambos se benefician directamente de nuevas prácticas y enseñanzas. La institución –sea universidad, instituto o empresa– también resulta favorecida, y por ende la Nación.

De las consideraciones previas debe surgir, idealmente, un enunciado formal, si bien personal, de por qué quiere estudiarse la maestría, afín a la emblemática declaración de Misión y Visión, como se hace también en grandes empresas.

Análisis

Alcanzada la claridad personal del porqué, es recomendable iniciar la fase de análisis, misma que debe llevarse a cabo antes de iniciar el proyecto. Es importante tomar en cuenta los costos del programa, los cuales deben verse como inversión personal más que un gasto; considerar pronósticos de inflación, empleo e inversión estatal en la educación. Deben aquilatarse las posibilidades de obtener sueldos, becas o financiamientos para ayudar a reducir el impacto económico. Conviene entonces elaborarse un presupuesto anual que contemple los pagos de la MCyTE sin descuidar el resto de las obligaciones. El prospecto es que, al tener el grado, se recupere paulatinamente la inversión realizada.

Planeación y estrategias

Planear, según la definición de la RAE es: “Modelo sistemático de una actuación pública o privada, que se elabora anticipadamente para dirigirla y encauzarla”. Otro frecuentado sitio de Internet (Answers.com, 2009) dice “El esquema, programa o método elaborado con anticipación para el alcance de un objetivo”. Si hay voluntad, hay la posibilidad, por ello la planeación será fundamental para lograr éxito en la tentativa. Para iniciar esta fase, un factor indispensable a considerar es el tiempo. Es imperativo revisar las actividades actuales, tanto laborales como personales, para determinar cómo dedicar alrededor de veinte horas a la semana al estudio, la investigación, el análisis, la redacción de tareas y asistencia a clases y conferencias… Aquí también se tendrá que hacer otra inversión: horas de sueño, de esparcimiento y de interacción familiar, y quizá también de desempeño laboral para dedicarlas al estudio.

Viene al caso el tema del movimiento Slow, reportado brevemente en una entrevista (Navarro, 2005) a Carl Honoré (TED.org, 2007), renombrado periodista quien propone vivir “la buena vida” en vez de la vida rápida. Sencillamente, el movimiento propone dedicar a las cosas el tiempo que merecen, disfrutando con lentitud aquellas que lo ameritan. En el caso que nos ocupa, se debe actuar sobre aviso de la necesidad de hacer ajustes y privaciones en los meses siguientes. Es indispensable que de lo previamente dicho surja una agenda semanal detallada donde se indique qué tiempos se dedicarán a la maestría y al resto de las actividades. La motivación será la clave para que, en vez de significar una carga adicional de trabajo, el estudio de la maestría resulte en sí misma un factor de disfrute, y por ello, de calidad de vida.

Para finalizar, la planeación implica estrategia, “el arte de dirigir las operaciones, el conjunto de las reglas que aseguran una decisión óptima” (Real Academia Española, 2001). La planeación será el método, las estrategias la manera de aplicarlo. Se plantean las siguientes:

La comunicación

Esta primera estrategia será esencial de modo que el esquema de tiempos planeado pueda llevarse a cabo. Diálogo con la familia, con los jefes en el lugar de trabajo, una exposición de los motivos que están llevando a la persona a inscribirse a la MCyTE y las necesidades que esto implica. El compartir y comentar estas ideas con dichas personas, ayudará para que ellos también se involucren y ayuden a enfrentar el desafío.

El desarrollo de habilidades

Otro tema a considerar es el de las habilidades necesarias para iniciar la maestría: entre más se tengan de antemano, más fácil será abordar las asignaturas con soltura y responder a los retos en tiempo y forma. Aquí es conveniente elaborar una lista de fortalezas y debilidades que inciden en el estudio de la MCyTE y una manera propuesta de solventarlas.

Las actitudes

Para terminar, un tema relacionado a considerarse es el de las actitudes, pues serán el motor que permita avanzar en el proyecto. Un permanente enfoque entusiasta, animoso y apasionado, de logros y avances, además de ser agradable a propios y extraños, producirá un estado de vibrante dedicación a los estudios.

Revisión periódica

Esta actitud, y los temas citados antes, deben revisarse periódicamente y ajustarse conforme se avanza.

En resumen, analizar, planear, definir estrategias: revisar motivaciones y beneficios futuros, condiciones actuales y proyectadas –personales, laborales, nacionales, globales–; costos y financiamientos, comunicación, habilidades y actitudes positivas. Luego, revisar periódicamente.

Bibliografía

Answers.com. (2009). Plan. Recuperado el 25 de agosto de 2009, de Answers.com: http://www.answers.com/topic/plan

Answers.com. (2009). Strategy. Recuperado el 25 de agosto de 2009, de Answers.com: http://www.answers.com/strategy

Las Funciones del Lenguaje según Roman Jakobson. (2008). Recuperado el 25 de agosto de 2009, de Lengua I curso 2007-2008: http://tinyurl.com/mguofx

Navarro, N. (01 de febrero de 2005). La prisa mata, amigo. Recuperado el 26 de agosto de 2009, de Un hombre tranquilo: http://pipodols.blogalia.com/historias/26156

Real Academia Española. (2001). Estrategia. Recuperado el 25 de agosto de 2009, de Diccionario de la Lengua Española: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=estrategia

Real Academia Española. (2001). Plan. Recuperado el 25 de agosto de 2009, de Diccionario de la Lengua Española: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=plan

TED.org. (febrero de 2007). Carl Honoré. Recuperado el 25 de agosto de 2009, de TED: http://www.ted.com/speakers/carl_honore.html

A %d blogueros les gusta esto: