Evitar el silencio

silencioControversia

La Infinita Sabiduría y la Infinita Ignorancia,
que vivían desconociéndose desdeñosamente, fueron obligadas a enfrentarse por los mediocres
–que esperaban gozarse con ellas–, para que dirimieran sus diferencias sobre lo trascendental.

Nunca se supo el resultado de tan curioso duelo, porque ambas usaron el silencio como único argumento.

Sergio Golwarz[1]

¿Existen acaso “La Infinita Sabiduría y la Infinita Ignorancia”? Cuando leo este cuento me pregunto, ¿será que ambas temían encontrase una en la otra? Involucrarse en un nuevo proyecto significa siempre enfrentarse a la incertidumbre, a cuestionar si los conocimientos previos serán útiles, adecuados, suficientes… mirarse en el espejo y descubrir que, invariablemente, tenemos en nosotros mucho de la Infinita Ignorancia.

Es grato encontrar que experiencias anteriores han servido para desarrollar ciertas habilidades. A lo largo de la vida se presentan oportunidades que, si se saben aquilatar, mostrarán su valor una y otra vez. Problemas planteados por maestros y distintos proyectos de trabajo, me han obligado a hacer frente a carencias que he requerido subsanar y ahora han sido de utilidad. Sin embargo, cada desafío conlleva sus propias especificidades y este módulo propedéutico no es la excepción.

Uno a veces cree que sabe, por ejemplo, manejar bien un procesador de palabras. Considera, si no dominarlo al cien por ciento, sí con soltura. Este curso me ha demostrado que no es así. Si bien he manejado hojas de estilo en otros programas computacionales, cada uno tiene sus particularidades. La facilidad con la que el Dr. Manuel Gándara maneja las herramientas y la utilidad práctica inmediata que tiene el conocerlas a profundidad es evidente. Es claro que me es necesario avanzar en su dominio.

La reflexión planteada por este ensayo me ha llevado a recordar cómo he aprendido lo que he puesto en práctica. Resaltan en mi pasado varios aspectos. El primero de ellos es la disciplina del aprendizaje autónomo. Experiencias previas de educación a distancia, que tenían un enfoque más anclado en el pasado de la formación por correo postal que en el de las posibilidades de la Internet, me obligaron a ser metódica y planear mis tiempos, cuestión que me ha ayudado en este curso.

Esto mismo me orilló navegar por el ciberespacio de manera independiente. Sin bien comienza uno a practicar empíricamente con los buscadores, el conocer los diferentes tipos que existen y el trabajo con sus funciones avanzadas no lo había estudiado de manera sistemática. Los materiales de lectura me han ayudado a concretar características que deben cubrir los documentos encontrados. Debo reconocer que, en mis selecciones anteriores, no siempre existía el rigor que ahora estoy buscando en ellos. El armar un acervo de sitios y fuentes confiables es una tarea que apenas comienza.

Un tercer factor, fundamental en mi formación, ha sido el trabajo en equipo. Me atrevo a decir que he aprendido mucho más de aquellos con quienes he tenido la fortuna de desarrollar algún proyecto, que de muchos libros y documentos juntos. Las telesesiones en las que uno puede constatar el profundo conocimiento de quienes las imparten y los comentarios enriquecedores con que el tutor del grupo responde en cada trabajo ya prueban que esto seguirá siendo así. La Red Xhala, de tan reciente creación, todavía tiene mucho por desarrollarse. Estoy segura de que cada uno de sus integrantes, con sus conocimientos y dominios particulares, será fundamental para que yo pueda ver mis trabajos desde diferentes perspectivas y así profundizar en el tratamiento de cada tema.

El enfoque de rigor académico que hasta ahora se nos ha pedido y que demuestra tener el programa de estudios de la MCyTE, es el otro aspecto que quisiera resaltar. Si bien debo confesar que algunos ejercicios me han parecido algo rígidos, me han obligado a justificar cada inciso, cada argumento. Me han recordado que no debo dar nada por hecho, que en el ámbito de la investigación, nada es cierto hasta que se prueba.

Evitar el silencio, fundamentar cada aseveración, saber escuchar opiniones contrarias, reconocer el conocimiento de quienes me rodean, en suma, enfrentar a la Infinita Ignorancia, serán las estrategias que me ayudarán a salir adelante.


[1] Golwartz, Sergio. Controversia. Citado en Zavala, L. (Ant.) 2000. Relatos vertiginosos. México: Alfaguara. P. 121

A %d blogueros les gusta esto: